Llegó el día del Rapto

Bueno, del alegado Rapto, pero nada pasó.

¿Cuál será la excusa?

Desde hace varios meses estamos viendo la campaña publicitaria de Harold Camping, de 89 años, y sus emisoras cristianas que alegaba que el 21 de mayo del 2011 iba a ser el día del Juicio Final. Han colocado anuncios en Puerto Rico, Estados Unidos, y hasta en otros países, han dado entrevistas y se han hecho famosos.

¿Qué excusa dará Camping por la ausencia de los terremotos y el Rapto que aseguró iban a ocurrir hoy en todo el mundo?

Claro, no es la primera vez, ni la última que alguien predice el Juicio Final y nada pasa. Lo peor es que las familias que siguen a estos locos son los que van a pagar las consecuencias. Van a pagar en términos económicos y, en algunos casos, con la vida.

Aunque el 99.9% de las personas sabemos que este sujeto no es más que un charlatán, es importante hacer la pregunta, ¿por qué la gente lo sigue y le dona dinero a alguien así? Los medios reseñaron algunos casos de familias que lo dejaron todo y gastan todos sus ahorros en promoción, ¿qué será de estas familias?

Esta experiencia nos debe servir para que cada creyente se de cuenta de que tiene que cuestionar las creencias de su religión, que tiene que cuestionar lo que dice su líder. Después de todo, todos somos humanos y nos equivocamos. Mientras algunos nos acusan de irrespetuosos al cuestionar lo que las religiones dicen, otros usan ese miedo a preguntar para robar, engañar y hasta llevar a la muerte a miles de personas que solamente buscaban la verdad. Si su religión está en lo correcto, ¿por qué temerle a unas preguntas?

Si usted es creyente y pensó que Camping y los que le siguen están locos, ¿por qué usted cree que su religión es diferente? Cada religión tiene creencias diferentes que están en conflicto unas de otras, así que no todas pueden estar en lo correcto. Cada religión impone unas creencias y unas reglas, ¿reglas basadas en qué?

Switch to our mobile site