Archivos de la Categoría: Ecología

Ambiente Ciencia Conservación Ecología Periodismo Puerto Rico UPR Zoología

“Se extinguen los coquíes”: ser alarmista no es investigar

Hace unos días salió un artículo en El Nuevo Día sobre el estatus de los coquíes de Puerto Rico. El mismo envolvió una entrevista a uno de las 3 personas con doctorado en ciencias que la prensa conoce: Rafael Joglar. En este nuevo escrito, Joglar no dice nada nuevo, sino que vuelve con la misma idea de que las especies de coquíes de Puerto Rico están en peligro de extinción.

Coquí común

Coquí común

Similar a como pasa con los políticos, la prensa no hace preguntas de seguimiento razonables porque no investiga. La pregunta razonable sería: ¿qué de nuevo sabemos que nos ayude a proteger estas especies? Para el beneficio de Joglar, la prensa no hace esta pregunta porque se quedaría sin respuesta. El dúo de Joglar y su esposa, la también doctora Patricia Burrowes y ambos profesores en Biología en la UPR de Río Piedras, llevan mas de dos décadas diciendo lo mismo y no presentando evidencia nueva. Durante los pasados 10 años no han publicado un solo artículo científico que nos diga algo nuevo sobre la biología de estas especies o que acciones podemos tomar para su conservación.

Lo único nuevo que han traido a la mesa es la insistencia de que los coquíes están en peligro por culpa de un hongo. El problema es que no tienen evidencia de esto y, peor aún, tienen evidencia de que nuestro coquí es inmune al hongo. Pero insisten de que esta es la causa. Porque es mas fácil seguir con el cuento de moda que hacer investigación real.

Ambos profesores tienen una posición privilegiada al tener el apoyo de una institución como la UPR y el oído de la prensa. Ya quisiera yo tener esa oportunidad o que alguno de los otros herpetólogos del país tuvieran esa oportunidad para poder conocer mejor nuestras especies. Con el tiempo y recursos limitados que tienen, los demás herpetólogos del país producen información nueva continuamente, pero se ven limitados por la carga de enseñanza que tienen o las limitaciones de recursos disponibles. ¿Por qué dos investigadores en el principal centro docente y de investigación del país no han publicado nada de consecuencia? En los últimos diez años solo han tenido dos o tres publicaciones sobre el hongo y nada sobre la biología, ecología, distribución o estatus de estas especies. Tienen un par mas de reportes, pero estos son solo revisiones de lo que parece que se sabe, nada nuevo. Más de diez años perdidos.

Este es uno de los grandes problemas de la Universidad: no hay prioridades. En vez de promover y recompensar a los investigadores que más producen, ya sea publicando artículos, graduando estudiantes, u obteniendo dinero de propuestas, no parece haber un plan racional. Un laboratorio que publica tan poco, en cualquier universidad donde la investigación es importante, se consideraría un fracaso.

 

Jeremías

Me pareció risible que El Nuevo Día ha publicado varios artículos sobre un área verde en el campus del recinto. Joglar usó una especie exótica, una rana bautizada como "Jeremías", para vender la idea de proteger su casa, sin considerar que en esa área hay al menos 3 especies de coquíes, la ranita de labio blanco y varias especies de reptiles, aves y otros grupos que son nativos a Puerto Rico. ¿A esto se dedica? ¿De proteger nuestas especies de coquíes en los bosques del país decidió usar su tiempo para proteger una rana exótica en un jardín? ¿Será porque está a 5 minutos de su oficina?

Lo único interesante del área verde junto a Pedagogía en la UPRRP, el hogar de Jeremías, es que demuestra el problema de gobernanza de la institución. ¿Cómo demonios es posible que no se tome una decisión final sobre un asunto en décadas? Llevan discutiendo que hacer con esa área verde por más de 20 años y no se toma una decisión. Hoy deciden algo, el año que viene la persona de turno en el poder quiere hacer otra cosa. Esta no es forma de que una institución se mueva. Nadie arregla nada y los que quieren arreglar algo se encuentran con paredes, batatas y buscones. ¿Se acuerdan del escándalo con la NSF y los cheques que el pasado Presidente autorizó a un truquero? ¿Qué pasó con toda esa gente que le costó a la institución? No hay consecuencias de nada.

Estos reportes también demuestran el problema de la prensa, que se dedica a preguntar lo mismo a las mismas personas, con raras excepciones. ¿Por qué no levantan un teléfono a ver que de nuevo hay y quién está investigando en el país?

 

¿Están los coquíes en peligro de extinción?

Yo opino que sí. Pero a la vez no puedo hacer recomendaciones porque no sabemos casi nada de su biología. De nada sirve seguir con el mismo cuento de siempre basado en unos muestreos hechos desde carreteras y veredas. Es hora de establecer alianzas entre investigadores y crear proyectos de investigación a diversas escalas que nos den respuestas a las miles de preguntas que tenemos. Al menos las nuevas generaciones de herpetólogos del país parecen tener esto bien claro, solo les hace falta tener el tiempo y los recursos para organizar los esfuerzos necesarios.

Bueno, después de este breve rant, me voy a seguir escribiendo la tesis.

 

Ciencia Ecología Puerto Rico

Se encogen los coquíes por el cambio climático

Coquí común

Coquí común

Un estudio publicado recientemente encontró que los coquíes están reduciendo su tamaño y la frecuencia de ambas notas de su canción. Varios estudios previos determinaron que la temperatura tiene una relación negativa con el tamaño, lo que explica porque los coquíes en los llanos son más pequeños que en las montañas.

En el estudio por Peter M. Narins y Sebastiaan W. F. Meenderink, ambos en UCLA, compararon el tamaño y las características de el canto del coquí común a lo largo de un transecto de elevación en El Yunque. Los investigadores compararon los datos colectados en el 2006 con datos similares colectados entre 1983 y 1984. El estudio también observó los patrones de temperatura y encontraron que la temperatura promedio ha aumentado 0.37 °C (0.34–0.41 °C), un aumento que explica la reducción en el tamaño de los coquíes en la misma elevación.

Como se ha documentado en otras especies, los coquíes se han movido montaña arriba para acoplarse al cambio en temperatura. Los investigadores concluyen que este cambio puede tener efectos importantes en el ecosistema porque los coquíes son un componente importante de la red alimenticia. Si se reduce su tamaño, se reduce la biomasa que la especie representa y reduce la energía disponible para sus depredadores. De la misma manera se reducirá el impacto que tienen en los invertebrados de los que se alimentan.

 

Narins PM, Meenderink SWF. 2014 Climate change and frog calls: long-term correlations along a tropical altitudinal gradient. Proc. R. Soc. B 281: 20140401. http://dx.doi.org/10.1098/rspb.2014.0401

 

Ciencia Conservación Ecología Puerto Rico Zoología

¿En serio riesgo de desaparecer tres especies de coquíes?

Ayer el periódico Metro publicó una nota titulada "En serio riesgo de desaparecer tres especies de coquíes" (me aclaran que Primera Hora y El Nuevo Día publicaron notas similares). En la misma se resumía una presentación del Dr. Rafael Joglar que concluyó que tres especies de coquíes, coquí de la montaña (Eleutherodactylus portoricensis), coquí martillito (E. locustus) y coquí caoba (E. richmondi), están desapareciendo. Mi problema con esta conclusión es que Joglar y su equipo no han publicado los datos que usan para llegar a estas conclusiones.

Como ejemplo, si se hace una búsqueda en Google Scholar, la más reciente publicación de Joglar es del 2010, con Ana Longo como primera autora, otra en el 2008 y nada más publicado desde el 2004. Esa publicación del 2010 presenta una posible explicación a la persistencia del hongo Batrachochytrium dendrobatidis en la isla. La publicación del 2008 reporta el hongo en el coquí, pero no que cause mortalidad. El detalle importante es que Joglar no ha demostrado que el hongo sea una amenaza real para el coquí, sino que presume que lo es.

La nota de Metro dice:

Joglar detalló que el cambio climático, la destrucción de su hábitat y un hongo patógeno de la piel, denominado Batrachochytrium dendrobatidis (BD), han afectado seriamente a esta especie de anfibios única en Puerto Rico. Recordó que aunque el problema con las amenazas de estas especies no son nuevas no fue hasta el 2004 que se conoció sobre el mencionado hongo, el cual es letal para los coquíes.

Es falso que el hongo sea letal, esto lo presume pero no lo ha demostrado. Como he mencionado anteriormente, se había estudiado el efecto del hongo en el coquí y se encontró que, al menos en el coquí común, el hongo no causaba mortalidad. Hay reportes de otras especies de ranas en el mundo que no son afectadas por el hongo y otras que se recuperan, como cualquier enfermedad. Si Joglar tiene evidencia de lo contrario, ¿por qué no la ha publicado? Adicionalmente, estas amenazas se creen que han afectado a los coquíes, no hay evidencia para decir que los han afectado. La diferencia es importante.

Es altamente preocupante que tras casi 10 años, solamente han sacado dos publicaciones sin atacar el tema directamente y no han contestado las preguntas básicas. ¿Por qué Joglar presenta unas conclusiones que no se ha atrevido a pasar por el juzgado de pares? Ya había comentado anteriormente sobre la ausencia de la evidencia necesaria para llamar a una alarma y la ausencia de evidencia de la supuesta amenaza del hongo. No nos podemos enfocar en algo que no tiene evidencia, más aún cuando la alarma se limita a solo llamar la atención, no a proponer medidas basadas en investigaciones científicas que puedan ayudar.

Publicaciones previas por Joglar y sus colaboradores se han limitado a un par de veredas en El Yunque y la búsqueda de poblaciones desde las carreteras. Aunque Puerto Rico tiene una densidad de carreteras increíble, los bosques nacionales y el Yunque tienen pocas areas accesibles desde las carreteras. Sabemos que las carreteras crean un hábitat tipo borde, muy diferente al bosque. Este borde tiene mayores fluctuaciones de temperatura y humedad, en particular por el efecto del asfalto. ¿Es esto evidencia suficiente? No.

Y aclaro, yo creo que estas especies sí están amenazadas. Sin embargo, hago claro que esta conclusión se basa solamente en observaciones históricas y ocasionales. Hacen falta proyectos de investigación que determinen que factores influyen en las poblaciones de estas especies y que acciones concretas podemos tomar para darles una mano. De lo contrario, no sabemos si estamos perdiendo el tiempo.

La nota de Metro añade:

El catedrático señaló además que “el que se hayan extinguido tres especies de coquíes de las 17 que teníamos y tengamos otras seriamente amenazadas nos deja saber que estamos dañado el ambiente, estamos dañado estas especies; pero nosotros también estamos siendo impactados pues hoy día hay muchas enfermedades y condiciones que son más comunes en Puerto Rico de lo que eran antes”.

El decir "nos deja saber" es incorrecto. Él presume que una cosa está relacionada a la otra. Claro, es una conexión razonable, pero los científicos tenemos que usar evidencia para llegar a conclusiones, no podemos saltarnos pasos por pereza. Los científicos tenemos el deber de presentar nuestras investigaciones ante nuestros pares para que sean evaluadas, ¿por qué Joglar se salta este paso? Esto es peor cuando se usan estas pobres conexiones para malinformar al pueblo.

Más preocupante de esta cita es que dice que las enfermedades son más comunes ahora, ¿qué evidencia presenta sobre que las enfermedades son más comunes hoy en Puerto Rico? Hay que tener en cuenta que en una mayor población habrá más casos por el mayor número y por la alta densidad. La prevalencia y el contagio se estudian, ¿dónde está la prueba? ¿Cuánto depende de los altos costos de los planes médicos en un país pobre? ¿Las enfermedades son peores ahora que tenemos sistemas sanitarios, vacunas, antibióticos y algo de acceso a servicios médicos? Esta es una conclusión muy seria, si fuera verdad, y no se puede hacer de la manga.

De la misma manera que he criticado a los políticos que dicen cosas de la manga, es hora que le exijamos a Joglar y sus colaboradores que publiquen sus investigaciones por el método científico. Esto significa que otros científicos evalúen el informe técnico para ver si las conclusiones son justificadas por los datos y los métodos usados. De lo contrario, no están haciendo ciencia, sino ideología, y deben hacer esto claro.

 

Ciencia Ecología Escepticismo Pseudociencia Puerto Rico Transgénicos

“Evidencia” contra GMO, transgénicos, se queda corta

Hace unas semanas le solicité al activista anti-GMO/anti-Monsanto Carmelo Ruiz, que me diera algunas referencias a la supuesta evidencia que existe del peligro de los organismos transgénicos, o GMO. Nunca lo hizo porque no le gustó que criticara los estudios mal hechos y mal analizados por Carman, Seralini y sus colaboradores en Europa.

En días recientes publicaron una carta a la Secretaria de Agricultura titulada "Evidencia Científica Sobre Amenazas y Fracaso de Cultivos Transgénicos" (PDF). Me di a la tarea de ver la evidencia, que presumo es la mejor que existe. Nada más lejos de la verdad.

La carta tiene 10 párrafos, pero 5 son sobre RoundUp. O sea, que la mitad del argumento se va en decir los problemas con los pesticidas, algo que todas las prácticas de cultivo tienen. Los cultivos orgánicos también usan pesticidas, el único detalle es que no pueden usar pesticidas sintéticos o de aguas residuales. Entonces, la mitad de la carta se va en pesticidas, algo que nada tiene que ver con los GMO.

En un párrafo entonces entran en la evidencia del supuesto peligro de los GMO. Para sorpresa de nadie, usan los estudios de Carman y Seralini que han sido descartados porque carecían de controles y estaban diseñados para encontrar un problema, por minúsculo que fuera, no para determinar si había un problema real. Un estudio por Spiroux de Vendomois como primer autor tiene a Seralini como co-autor, así que no vale la pena. Los otros artículos que citan son:

Este estudio ha sido fuertemente criticado porque Pusztai pasó más tiempo en televisión que diseñando el experimento. La revista Lancet publicó el artículo contra la recomendación del panel de pares. Adicionalmente, la Royal Society publicó un informe en el que determinaron que el estudio fue mal diseñado y por lo tanto no se puede usar para llegar a alguna conclusión. Además, el estudio, como mucho, evaluaba el efecto de una forma de papa en ratas, lo cual no significa que se pueda generalizar a todos los GMO.

Éste artículo también sufre de los mismos problemas. Como indica este resumen por Myles Power, el estudio tenía una muestra muy pequeña y no tenía controles apropiados (no usaron la bacteria que no produjera las toxinas). Además, el tipo de toxinas estudiadas se usan como pesticidas porque tienen efecto solamente en un grupo de insectos, pero no en mamíferos.

  • Aris,A., Leblanc,S., (2011). Maternal and fetal exposure to pesticides associated to genetically modified foods in Eastern Townships of Quebec, Canada. Reproductive Toxicology 31 528–533

Para empezar, el tipo de pesticida que estudiaron, Bt, se usa en agricultura orgánica. Además, los investigadores usaron una prueba para detectar el pesticida que fue hecho para tejidos de plantas, no para mamíferos, entre otros problemas.

Ya vemos que estos estudios sufren problemas serios, así que la evidencia del supuesto peligro no existe y mucho menos es clara. Un estudio mal hecho no es ciencia, es un estudio que se coló cuando la revisión de pares y los editores fallaron. Por eso es que la validez de los estudios no se determina por si fueron publicados solamente, hay que ver la reacción de la comunidad científica que puede encontrar problemas en el estudio. Solamente si sobrevive este paso, entonces podemos considerar el estudio como evidencia científica válida.

Esto no es evidencia, es chapusería aceptada porque apoya la conclusión a la que llegaron sin evidencia alguna. ¿Nos basamos en evidencia o escogemos la evidencia porque apoya nuestra conclusión?

 

Actualizado el 30 sep 2013 para editar el lenguaje usado.

 

Ciencia Ecología Ecología De Paisajes Sonoros Periodismo Puerto Rico Zoología

Investigadores en Puerto Rico identifican especies por sonido

Los amigos y mentores del proyecto Automated Remote Biodiversity Monitoring Network (ARBIMON) recibieron una gran cobertura en los medios a nivel mundial sobre una nueva publicación y su sistema de detección de especies por sonido. El paper, publicado en la nueva revista abierta PeerJ, se titula "Monitoreo bioacústico en tiempo real y la identificación automatizada de especies" (Real-time bioacoustics monitoring and automated species identification). En este artículo discuten los logros que han tenido diseñando un sistema que identifica especies de manera automática. Aunque esto no es nuevo, lo innovador del proyecto es que desarrollaron toda una infraestructura que permite a investigadores que usen el mismo sistema para identificar especies.

Identificar especies por medio del sonido se ha hecho desde hace años. El problema es que cada investigador usualmente tiene que pasar por el mismo trabajo de buscar un sistema de inteligencia artificial y entrenarlo. Le tienes que enseñar a un programa que aprenda que tal sonido corresponde a tal especie. Esto también se complica porque hay que entrenar al programa para que identifique, pero que no sea tan específico que solo pueda identificar las grabaciones conocidas con las que fue entrenado. Adicionalmente, hay que buscar que el programa no cometa errores, o sea que no identifique un sonido como de la especie que no es. Nada de esto es tarea fácil para un biólogo, sin embargo, es un reto interesante para los científicos de cómputos. ARBIMON combinó a biólogos y a científicos de cómputos de la Universidad de Puerto Rico para lograr este proyecto.

Con este proyecto, ARBIMON le rinde un servicio a la comunidad de investigadores para que no tengan que pasar el trabajo de crear toda la infraestructura necesaria para este tipo de proyecto. Esta es la otra innovación, que no solo publicaron un artículo, sino que tienen un servicio comercial para el servicio de investigadores. Esto le permitirá a los investigadores invertir su tiempo en colectar otros datos o hacer otros análisis que no incluyen la tediosa tarea de escuchar miles de grabaciones. Simplemente desarrollan un modelo de las especies de su sitio de campo y lo pasan por el sistema. Es algo similar a como funciona Shazam, pero para especies en vez de música.

Para probar la efectividad del sistema, lo probaron con cientos de miles de grabaciones hechas con sistemas automáticos en la antigua base naval de Sabana Seca, Toa Baja, y en la Estación Biológica La Selva de Costa Rica.

Nota de UnoCero:

iPod ayuda a monitorear especies en peligro

Investigadores de la Universidad de Puerto Rico, guiados por el Dr. Mitchell Aide y el Dr. Carlos Corrada-Bravo, crearon un sistema llamado Automated Remote Biodiversity Monitoring Network (ARBIMON), que es capaz de monitorear los cambios en las poblaciones de animales e insectos. Los sonidos de la naturaleza son grabados con iPods y gracias a eso, se puede determinar el estado específico de una especie.

Esta tecnología es muy relevante ya que no sólo funciona para unas horas, sino que puede rastrear información sobre las poblaciones a largo plazo. El cambio climático ha alterado los hábitats de muchas especies que viven en los trópicos, así que es importante encontrar una manera sencilla de medir el nivel de afectación que han sufrido los animales.

Lograr esto ha sido complicado, pues los resultados muchas veces requieren de un detallado análisis y humano y además, generalmente los biólogos tienen que ir personalmente a las selvas y bosques a investigar. Para solucionar el problema, los investigadores de Puerto Rico crearon un sistema casi enteramente autónomo que funciona de forma muy sencilla.

Primero, el audio es recolectado por varios iPod touch que son cargados por una estación de energía solar (la aplicación graba un minuto de audio cada 10 minutos) y luego, la señal es enviada a alguna computadora cercana que sube la grabación a una base de datos a la que cualquiera puede accesar vía Internet. El sistema de análisis de audio se encarga de determinar y separar los sonidos de las diferentes especies y aunque todavía no es perfecto –pues a veces confunde viento con ranas y truenos con monos– funciona muy bien y le ahorra mucho tiempo a los investigadores y biólogos.

SISTEMA
Claro que la idea no es para nada sustituir a los científicos; se trata de desarrollar herramientas tecnológicas que puedan ayudar a los humanos a conservar la biodiversidad. “No estamos intentando eliminar al biólogo”, explicó el Dr. Corrada-Bravo. “Al contrario, queremos ofrecerle los mejores datos y herramientas posibles.”
El Dr. Aide explicó que para comprender los efectos del maltrato a la naturaleza se necesitan datos a largo plazo de todo el mundo, y ya que generalmente eso es muy caro, es necesario encontrar una solución novedosa. “Para entender el impacto de la deforestación y el cambio climático, necesitamos datos confiables a largo plazo sobre la fauna alrededor del mundo.” La alternativa de estos investigadores podría ser una solución, pues como dice Aide, “enviar  biólogos al campo es costoso… y es imposible clonar expertos para que puedan monitorear varios sitios a la vez.”
En el sitio web ya hay más de un millón de grabaciones de audio de aves tropicales, ranas, monos e insectos de diferentes locaciones como Puerto Rico, Costa Rica, Hawaii, Argentina, Arizona y Brasil. La conservación del ambiente y la diversidad en el mundo es muy importante, y para apoyar a futuros investigadores, todas las grabaciones están disponibles en tiempo real para cualquiera que desee consultarlas.

También recibieron cobertura de medios tan importantes como ScienceNPR, BBC, Smithsonian, Wired, y Science Friday.

Puedes ver un vídeo introductorio del proyecto (en inglés):

¡Felicidades a los compañeros de ARBIMON y los muchos estudiantes que han participado de este proyecto!

 

Vuelve a fallar la prensa

En una nota final y como nos tienen acostumbrados, la prensa le volvió a fallar al país. Aquí tenemos uno de muchos proyectos de investigación interesantes que se hacen en Puerto Rico y ningún medio local le dio cobertura. Y no es como que esto no fuera noticia a nivel mundial, estos son los lenguajes y los medios que pasaron la noticia:

prensa_arbimonPueden ver la lista completa aquí. Ahora, si el "ufólogo" dice que vio otra foto borrosa, la ponen en primera plana.

El país no conoce lo que nuestra universidad produce y la prensa no ayuda.

 

Biología Ciencia Ecología PNP Política PPD Puerto Rico UPR

Nuevo año, cambios y sorpresas

Si, hace dos semanas que llegó el 2013, pero no había tenido tiempo de escribir estas notas. Todavía es válido, ¿no?  :)

Biología Boricua

Durante las vacaciones de invierno me di la vuelta por Puerto Rico y, entre otras cosas, pude grabar seis entrevistas para Biología Boricua. Esto nos permitió otra dinámica, ya que no dependíamos de Skype y pudo acompañarme Miguel Acevedo en varias de las conversaciones. Ya salió la primera, con el Dr. Ariel Lugo, y en los próximos meses podrán escuchar más episodios interesantes. Cubrimos temas como:

  • Descripción de nuevas especies.
  • Evolución en Puerto Rico.
  • Conservación de especies amenazadas y en peligro de extinción.
  • Dificultades y anécdotas de lo que nos pasa en el campo.
  • Y la parte más interesante: la historia de vida de cada biólogo, o sea, como llegaron a decidir estudiar biología.

El podcast está dirigido al público general, así que no tema que vayamos a hablar de temas muy técnicos o rebuscados. También nos pueden encontrar en TwitterFacebook y iTunes.

Cambios en mi cuenta de Twitter

Este año decidí dividir mi cuenta de Twitter, una cuenta personal para hablar de cosas personales, política, ateísmo y cuanta cosa se me ocurra, y otra para hablar exclusivamente de ciencia. Las cuentas son:

Cambios en el país

El Partido Popular ha tomado el poder en el ejecutivo y el legislativo. Aunque algunos ven esto como bueno, porque piensan que el Partido Nuevo Progresista es lo peor que le ha pasado al país, el PPD no se merece el beneficio de la duda. No han demostrado aún un compromiso real de cambio. Sí, han hecho nombramientos que parecen interesantes, como el de Carmen Guerrero al DRNA, pero falta ver si les darán poder real o los van a bloquear como suele pasar.

Sorpresa ante mi sorpresa

Tengo que admitir mi sorpresa al haberme sorprendido de algo que noté en Twitter. Debí haber esperado que pasara. Primero el contexto.

Ante la obvia falta de liderato de Alejandro García Padilla, donde Eduardo Bhatia, Jaime Perelló y Carmen Yulín han demostrado que no lo ven como líder, el PPD ha entrado al poder tambaleándose. Pero no solo eso,  los legisladores de mayoría se han echado para atrás en sus promesas de reformar la legislatura, renunciando a unos beneficios pero no a todos o dejándolos para julio. Pero eso no fue lo que prometieron. Además, García Padilla se llenó la boca, hasta en el Teatro de la UPR, diciendo que iba a quitar la abusiva cuota de $800 a los estudiantes universitarios. Ahora dice que él no puede porque hay autonomía. ¡Que conveniente que no habló de esa autonomía (que no existe) durante la campaña! Le deja a la misma Junta de Síndicos que implantó la cuota que la quite. Eso no fue lo que prometió. Tampoco cumplió su promesa de radicar y aprobar legislación el 2 de enero, la fiesta y la bebelata tenía prioridad. Bhatia llamó irracional a García Padilla en un mensaje de texto que envió por error a Twitter y luego culpó a otra persona, aunque nadie le cree. Embustes y más embustes y no han estado en el poder dos semanas.

Ante este desastre del Partido Popular, he criticado a sus miembros vía Twitter, de la misma forma que lo hacía con los miembros del PNP. Pero me pareció raro que no veía los tweets de varias personas y me puse a buscarlos por si había habido un error en mi programa o era que en verdad no estaban usando Twitter. Para mi sorpresa, que, de nuevo, debí haber esperado, algunas personas que me seguían y con quienes discutía sobre el desastre del PNP me dejaron de seguir y algunos hasta me bloquearon cuando le tocó la silla caliente al PPD. De manera transparente no se callaban cuando la crítica era al PNP por poner el partido por encima del país, pero ahora no toleran la crítica cuando es al PPD.

Ambos partidos tienen fanáticos ciegos que son parte del problema del partidismo en Puerto Rico que es un cáncer. Los partidos se preocupan de tener el poder para tener el poder de gastar y contratar para sus intereses y los de sus amigos, no los intereses del país. Ambos partidos se venden como que buscan resolver el problema colonial, pero no mueven un dedo para hacer algo al respecto, es solo una excusa para robar. Hasta que eso no cambie, la situación va a seguir bien difícil. Sí, el PNP nos hudió en estos últimos cuatro años, pero ambos, el PNP y el PPD, han sido cómplices por décadas del desastre en el que está la isla y de la falta de un plan de país. Allá usted y su conciencia si apoya a un partido por encima de su patria.

Ciencia Conservación Ecología Puerto Rico

Gobierno federal protege al coquí llanero

Coquí llanero (E. juanariveroi)

Mientras el Secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) de Puerto Rico sigue arrastrando los pies, el gobierno federal acaba de darle protección al coquí llanero (Eleutherodactylus juanariveroi) bajo el Endangered Species Act. El Servicio de Pesca y Vida Silvestre (FWS) del gobierno federal también designó hábitat crítico para proteger la especie.

Entre las razones para determinar que el coquí llanero merecía ser protegido, incluyeron la extremadamente limitada distribución de la especie y varias amenazas como:

  • Desarrollo urbano en los alrededores
  • Operación y posible expansión de la pista de go-karts
  • Contaminación proveniente del vertedero de Toa Baja
  • Degradación del hábitat por proyectos de control de inundaciones
  • Invasión de plantas exóticas que reduzcan el espacio útil para la especie

Por el otro lado, el Secretario del DRNA, Daniel J. Galán Kercadó, no parece haber hecho trámite alguno para apelar la decisión del Tribunal Supremo o seguir el proceso dictado en julio de este año. En esa decisión, el Tribunal determinó que el DRNA tenía que enmendar su reglamento para proteger al coquí llanero. La protección federal no excluye que el estado, y en particular el DRNA, cumpla con su deber y proteja a esta especie. El problema parece ser que las influencias económicas son más fuertes que el deber que la ley le asigna a Galán Kercadó.

La designación por el FWS como especie protegida se publicó hoy en el Federal Register (versión en PDF).

Mapa del hábitat crítico designado de el coquí llanero

Ciencia Conservación Ecología Política Puerto Rico

Recursos Naturales no es capaz de proteger un coquí

Coquí Llanero

El personal del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) hizo su trabajo y trató de proteger a el coquí llanero (Eleutherodactylus juanariveroi) y su hábitat. Sin embargo, en una demanda por el Municipio de Toa Baja y la compañía que está manejando los terrenos de la antigua Base Naval de Sabana Seca, el Tribunal Supremo determinó que el procedimiento no era el apropiado y que debían someter una enmienda al Departamento de Estado para proteger una especie.

Esta decisión fue bien extraña porque el deber de proteger una especie es tarea exclusiva del DRNA, pero parece que el Tribunal encontró una excusa para evitar proteger el hábitat. Esta protección hubiera resultado en detener todo plan para sembrar casas en el área del humedal y la expansión del vertedero, el cual envía contaminantes al hogar del coquí llanero.

Hoy, varios biólogos que han estado dando la lucha para proteger esta única ranita publicaron una carta donde denuncian la incomprensible decisión del Supremo, políticamente motivado, y la mediocre actuación del Secretario Daniel Galán Kercadó, del DRNA. El Secretario no defendió apropiadamente al DRNA en el Tribunal y, dando por perdida la batalla en el Supremo, aún no ha sometido una enmienda como lo determinó el Tribunal. ¿Qué espera? ¿Será que espera la protección a nivel federal para no hacer su trabajo? leer más »

Ambiente Comunidad Ecología Las Antillas Puerto Rico Sistemas tropicales

Nueva iniciativa federal ambiental tiene casa abierta esta semana

El Caribbean Landscape Conservation Cooperative, una nueva iniciativa del gobierno federal, tiene casa abierta este jueves de 2:30 a 4:30. La invitación llama a agencias, grupos e individuos interesados en temas ambientales a participar. El evento se llevará a cabo en el Edificio de Dasonomía Tropical, en el Jardín Botánico en Río Piedras.

 

Invitación en PDF.

Biología Ciencia Ecología Puerto Rico

Control de iguanas por el Fideicomiso: ¿efectivo?

El Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico ha iniciado un proyecto que busca controlar la población de iguanas verdes (gallina de palo, Iguana iguana) en Las Cabezas de San Juan en Fajardo. Aunque estos esfuerzos son importantes, hay que preguntar: ¿cuán efectivo será?

Según una nota en El Nuevo Día y en la Revista Atabey, el plan es destruir los nidos para controlar la población. Tal parece que el plan es controlar la población de iguanas sin matar adultos. El problema es que las iguanas no respetan verjas, nuevas iguanas seguirán entrando a la reserva porque se seguirán reproduciendo en los alrededores de la reserva.

Cabezas de San Juan, Fajardo (imagen de GoogleMaps)

Digamos que se remueven todos los nidos en la reserva, el efecto que tendrá en la población de iguanas será mínimo, si alguno. La Reserva está conectada al resto de Fajardo, con muchas áreas para que las iguanas que han nacido en los alrededores puedan entrar, cancelando todo el esfuerzo.

Las notas también reseñan que se evalúa la efectividad del proyecto comparando el número de iguanas observadas con otra zona, una metodología que ha sido criticada fuertemente por científicos. La crítica indicaba que los métodos usados no miden la población de las iguanas porque ignora el comportamiento de la especie. Básicamente, determinar el tamaño de la población contando iguanas al borde del bosque no es una manera efectiva, ya que las iguanas se concentran en los bordes  (Arce-Nazario, Javier and Tomás Carlo. 2012. Iguana iguana invasion in Puerto Rico: facing the evidence. Biological Invasions. doi: 10.1007/s10530-012-0196-y).

De la misma manera que Hawaii esperó demasiado para controlar al coquí, Puerto Rico esperó demasiado para controlar a la iguana verde. Evitar la reproducción en una reserva no va a tener un efecto real si no se controla la reproducción en otras áreas. Esperemos que la inversión de fondos para este proyecto sea mínima hasta que se pueda evaluar objetivamente si ha tenido algún efecto en la población residente en la Reserva.