Publicado en 22 de Enero de 2010

En El Nuevo Día de hoy, se publica una columna que usa las coincidencias para promover la idea de que existen las profesías. En este caso la autora usa el libro The wreck of the Titan, or, Futility por Morgan Robertson como evidencia de que Robertson predijo el hundimiento del RMS Titanic en 1912.

¿Qué evidencia se presenta?

  • Un barco lujoso que es el más grande jamás construido
  • Se hunde en el Atlántico
  • Su hundimiento es causado por un témpano de hielo

El problema de este tipo de personas es que buscan las coincidencias y deciden ignorar las diferencias para “vender” la idea. En vez de mirar al asunto de una manera lógica, usan cualquier evidencia, sin importar cuan tenue es, para decir que hubo una profesía. En este caso, el libro se encuentra en el sistema de Google Books aquí.

Si vemos los hechos, podemos ver que la supuesta profesía no es más que coincidencias:

  • Los barcos eran la principal forma de transporte entre Europa y América.
  • Aún hoy día el barco más grande del mundo tiene un lugar particular, por lo que escribir un libro basado en un ficticio barco más grande del mundo es un buen gancho para un libro.
  • Según el mismo libro, solamente un témpano de hielo puede hundir un barco de tal tamaño:

    “[…] that in case of an end-on collision with an icebergs—the only thing afloat that she could not conquer—her bows would be crushed in but a few feet further at full than at half speed, and at the most three compartments would be flooded—which would not matter with six more to spare.” (pág. 3)

  • El barco del libro se hundió inmediatamente, mientras que el Titanic tomó dos horas y media para hundirse.
  • El bardo del libro se hundió en su tercer viaje de regreso de Nueva York, mientras que el Titanic se hundió en su primer viaje hacia Nueva York.

No existe suficiente evidencia para concluir que el hundimiento del Titanic fue profetizado. Si miramos los hechos desde una perspectiva esceptica podemos ver que tales llamados a lo sobrenatural no tienen fundamento alguno. Wikipedia incluye una lista de diferencias entre el Titan y el Titanic.

A continuación el artículo original:

Profetizado el hundimiento del Titanic

Conoce las similitudes entre el Titanic real y la nave imaginada en 1848 por un escritor inglés

Por Virginia Gómez / Especial para ELNUEVODIA.COM

Querida Virginia:

Viendo la exhibición de artefactos rescatados del Titanic, me pregunto: ¿Por qué nos sentimos tan impactados por el hundimiento de este barco cuando hay tantos miles de barcos, incluso con cargamentos de oro, que llevan siglos perdidos en el mar? Por ejemplo, el Lusitania lo hundió un submarino alemán en el 1915, murieron más de mil pasajeros y nunca se habla de él. ¿Por qué tanta emoción con el Titanic?

Porque el Titanic continúa desafiando toda lógica. ¿Sabías que el Titanic es uno de los casos de premonición o presentimiento que con más acierto se han cumplido en toda la historia de la humanidad?

Resulta que en el 1848, catorce años antes de la trágica noche de 1912 en que se hundió el Titanic, el escritor inglés Morgan Robertson publicó su novela titulada “Futility”, basada en el hundimiento de un lujoso barco, el más grande jamás construido. Aquellos que están convencidos de la existencia de esta clase de conocimiento intuitivo consideran que el autor tuvo una visión profética del desastre del Titanic y la plasmó en su novela. Para demostrarlo, se han estudiado las similitudes entre el Titanic real y la nave imaginaria.

En la novela de Robertson el barco se llama Titán y se describe como la nave insumergible más grande y lujosa de todos los tiempos. En el libro, el Titán se hunde en el Océano Atlántico en una fría noche de abril. Mueren 1,500 pasajeros debido a la falta de botes salvavidas a bordo. La causa del hundimiento: el barco choca contra un inmenso bloque de hielo.

Compara estos datos con la realidad que ya conoces: el Titanic se hundió en la fría y oscura madrugada del 15 de abril de 1912, a las 2:16 a.m., en el Atlántico norte. Se perdieron más de 1,500 vidas por la escasez de botes salvavidas y la causa del desastre fue un choque mortal con un témpano de hielo. ¿Coincidencias? ¿Fantasías del escritor?

¿Tuvo el autor de la novela Titán una visión de lo que ocurriría 14 años después y por eso la escribió o fue él mismo quien precipitó la tragedia al darle vida con su pensamiento enfocado en la historia que tramaba con su pluma? Esas son algunas de las respuestas que ansiamos encontrar y que siguen desafiando toda lógica científica.

En pocas semanas se cumplirán 98 años -casi un siglo- del hundimiento más famoso de la historia moderna. Desde su tumba en el fondo del mar, el Titanic sigue hechizando la imaginación de coleccionistas en todo el mundo. Inspiradas por la película de James Cameron de 1997, nuevas generaciones se matan por conseguir postales, servilletas, hebillas de pelo, trocitos de carbón, cristal o madera, cualquier cosa que hubiera estado en la más bella y famosa nave “insumergible”. Y aunque sea por breves instantes, gracias a la exhibición de estos artefactos recuperados del Titanic podemos recrearnos en el esplendor de aquella nave y de la época histórica que le dio vida, y que nunca más volverá.

En el 2001, la empresa Ocean Liner Ephemeral and Collectables subastó artículos del Titanic valorados en unos $57 millones. Ante la mirada atónita de los asistentes desfilaron el telegrama que enviaron los Condes de Rothes desde el Carpathia para avisar del rescate de los sobrevivientes del Titanic y el informe original que se rindió sobre la investigación del desastre.

Según Patrick Bogue, el martillero de la subasta, el artículo del Titanic que más le emocionó tener en sus manos fuel el reloj de bolsillo del camarero del barco, Edmund Stone. En el momento de adjudicarlo, el subastador lo abrió y vio cómo el reloj todavía marcaba las 2:16 de la madrugada: ¡la hora exacta en que el Titanic se hundió por completo y para siempre! ¿Cómo no nos vamos a emocionar con el Titanic?



Entradas recientes:

Categorías:

Ambiente (40)      Astrología (5)      Astronomía (5)      Ateísmo (15)      Aves de PR (13)      Biblia (10)      Biología (22)      Botánica (3)      Cambio climático (1)      Casa Pueblo (4)      Ciencia (98)      Comunidad (10)      Conservación (32)      Datos y Figuras (7)      Derechos civiles (17)      Discrimen (12)      Ecología (26)      Ecología De Paisajes Sonoros (2)      Economía (13)      Educación (29)      Escepticismo (47)      Estados Unidos (4)      Evolución (16)      Fotos y videos (5)      Historia (4)      Internet (3)      Las Antillas (4)      Latinoamérica (2)      Machismo (7)      Medicina (6)      Modas (1)      Moralidad (9)      OVNIs (5)      Océanos (1)      Otros (1)      PNP (18)      PPD (25)      Pensamiento ateo del día (6)      Periodismo (67)      Planificación (8)      Policía (7)      Política (105)      Pseudociencia (31)      Puerto Rico (215)      Razón (62)      Religión (62)      Separación Iglesia Estado (15)      Sistemas tropicales (7)      Tecnología (5)      Transgénicos (2)      UPR (33)      Viernes de video (14)      Zoología (42)     


http://blog.CoquiPR.com/2010/01/%c2%bfprofetizado-el-hundimiento-del-titanic/
Licencia: Creative Commons License