Publicado en 2 de Agosto de 2010

¿Acaso será que los que estamos solteros no hemos aprendido la lección de cómo conseguir una mujer? El blog Dubunking Christianity nos presenta 16 maneras que la biblia nos dice que podemos resolver este problema, veamos:

  1. Encuentra una prisionera de guerra atractiva, tráela a la casa, aféitale la cabeza, recórtale las uñas, y dale ropa nueva. Entonces ella es suya. Deuteronomio 21:11-13

si ves entre ellos una mujer hermosa, y la codicias y la tomas para ti por mujer,la meterás en tu casa. Ella se rapará la cabeza y se cortará las uñas,se quitará el vestido de cautiva y se quedará en tu casa llorando a su padre y a su madre un mes entero. Después podrás llegarte a ella; tú serás su marido y ella será tu mujer.

  1. Toma una virgen que no está prometida a otro hombre y ten sexo con ella, pero después pague a su padre una suma de dinero. Entonces ella es suya. Deuteronomio 22:28-29

Cuando algún hombre halle a una joven virgen que no ha sido desposada, la toma y se acuesta con ella, y son descubiertos, el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven cincuenta piezas de plata; ella será su mujer, por cuanto la humilló, y no la podrá despedir en toda su vida.

  1. Buscar una prostituta y cásate con ella. Oseas 1:1-3

Palabra que Jehová dirigió a Oseas hijo de Beeri, en días de Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías, reyes de Judá, y en días de Jeroboam hijo de Joás, rey de Israel. Comienzo de la palabra que Jehová habló por medio de Oseas. Dijo Jehová a Oseas: “Ve, toma por mujer a una prostituta y ten hijos de prostitución con ella, porque la tierra se prostituye apartándose de Jehová”. Fue, pues, y tomó a Gomer, hija de Diblaim, la cual concibió y le dio a luz un hijo.

  1. Busca un hombre con siete hijas, e impresiónalo a él dándolde de beber a su rebaño — Moisés. Éxodo 2:16-21

El sacerdote de Madián tenía siete hijas, que fueron a sacar agua para llenar las pilas y dar de beber a las ovejas de su padre. Pero llegaron los pastores y las echaron de allí; entonces Moisés se levantó, las defendió y dio de beber a sus ovejas. Cuando ellas volvieron junto a su padre Reuel, este les preguntó:

–¿Por qué habéis venido hoy tan pronto?

–Un varón egipcio nos libró de manos de los pastores; también nos sacó el agua y dio de beber a las ovejas

–respondieron ellas.

Preguntó entonces Reuel a sus hijas:

–¿Dónde está? ¿Por qué habéis dejado marchar a ese hombre? Llamadlo para que coma.

Moisés aceptó vivir en casa de aquel hombre; y este dio a su hija Séfora por mujer a Moisés.

  1. Compra una propiedad y recibe a una mujer como parte del acuerdo .– Booz. Rut 4:5-10

Entonces replicó Booz:

–El mismo día que compres las tierras de manos de Noemí, debes tomar también a Rut la moabita, mujer del difunto, para que restaures el nombre del muerto sobre su posesión.

El pariente respondió:

–No puedo redimir para mí, no sea que perjudique mi herencia. Redime tú, usando de mi derecho, porque yo no podré hacerlo.

Desde hacía tiempo existía esta costumbre en Israel, referente a la redención y al contrato, que para la confirmación de cualquier negocio, uno se quitaba el calzado y lo daba a su compañero; y esto servía de testimonio en Israel.

Entonces el pariente dijo a Booz:

–Tómalo tú.

Y se quitó el calzado. Dirigiéndose a los ancianos y a todo el pueblo, Booz dijo:

–Vosotros sois testigos hoy de que he adquirido de manos de Noemí todo lo que fue de Elimelec, y todo lo que fue de Quelión y de Mahlón. Y que también tomo por mi mujer a Rut la moabita, mujer de Mahlón, para restaurar el nombre del difunto sobre su heredad, para que el nombre del muerto no se borre de entre sus hermanos, ni de entre su pueblo. Vosotros sois testigos hoy.

  1. Vaya a una fiesta y escóndase. Cuando las mujeres salgan a bailar, toma una y hazla tu esposa — Benjamín. Jueces 21:19-25

Y añadieron: “Ahora bien: Cada año hay una fiesta solemne de Jehová en Silo,[b] que está al norte de Bet-el y al lado oriental del camino que sube de Bet-el a Siquem, y al sur de Lebona”. Mandaron, pues, a los hijos de Benjamín, diciendo:

“Id, poned emboscadas en las viñas y estad atentos. Cuando veáis salir a las hijas de Silo a bailar en corros, salid de las viñas, arrebatad cada uno mujer para sí de las hijas de Silo y luego id a tierra de Benjamín. Si vienen los padres o los hermanos de ellas a demandárnoslas, nosotros les diremos: “Hacednos la merced de concedérnoslas, ya que en la guerra nosotros no tomamos mujeres para todos. Además, no sois vosotros los que se las disteis, para que ahora seáis culpados””.

Los hijos de Benjamín lo hicieron así y tomaron mujeres conforme a su número, robándolas de entre las que danzaban. Luego se fueron, volvieron a su heredad, reedificaron las ciudades y habitaron en ellas. Entonces los hijos de Israel se fueron también de allí, cada uno a su tribu y a su familia, y cada uno salió hacia su heredad. En aquellos días no había rey en Israel y cada cual hacía lo que bien le parecía.

  1. Haz que dios te cree una esposa mientras duermes. Nota: esto te costará una costilla — Adán. Génesis 2:19-24

Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viera cómo las había de llamar; y el nombre que Adán dio a los seres vivientes, ese es su nombre. Y puso Adán nombre a toda bestia, a toda ave de los cielos y a todo ganado del campo; pero no se halló ayuda idónea para él. Entonces Jehová Dios hizo caer un sueño profundo sobre Adán y, mientras este dormía, tomó una de sus costillas y cerró la carne en su lugar. De la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre.

Dijo entonces Adán:

“¡Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne! Será llamada “Mujer”, porque del hombre fue tomada”.

Por tanto dejará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer y serán una sola carne.

  1. Accede a trabajar siete años a cambio de la mano de una mujer en matrimonio. Te engañan para casarte con la mujer equivocada. Entonces trabaja otros siete años para tener la mujer con quien te querías casar en primer lugar. Así mismo, catorce años de trabajo duro para una mujer — Jacob. Génesis 29:15-30

Entonces dijo Labán a Jacob:

–¿Por ser tú mi hermano me vas a servir de balde? Dime cuál ha de ser tu salario.

Labán tenía dos hijas: el nombre de la mayor era Lea, y el nombre de la menor, Raquel. Los ojos de Lea eran delicados, pero Raquel era de lindo semblante y hermoso parecer.

Jacob amó a Raquel, y dijo:

–Yo te serviré siete años por Raquel, tu hija menor.

Labán respondió:

–Mejor es dártela a ti que a otro hombre; quédate conmigo.

Así sirvió Jacob siete años por Raquel; y le parecieron como pocos días, porque la amaba.

Un día dijo Jacob a Labán:

–Dame mi mujer, porque se ha cumplido el plazo para unirme a ella.

Entonces Labán juntó a todos los hombres de aquel lugar y ofreció un banquete. Pero sucedió que al llegar la noche tomó a su hija Lea y se la trajo; y Jacob se llegó a ella. Labán dio además su sierva Zilpa a su hija Lea por criada. Cuando llegó la mañana, Jacob vio que era Lea, y dijo a Labán:

–¿Qué es esto que me has hecho? ¿No te he servido por Raquel? ¿Por qué, pues, me has engañado?

Labán respondió:

–No es costumbre en nuestro lugar que se dé la menor antes de la mayor.

Cumple la semana de esta, y se te dará también la otra por el servicio que me prestes otros siete años. Así lo hizo Jacob. Cumplió aquella semana y él le dio a su hija Raquel por mujer. Asimismo, Labán dio su sierva Bilha a su hija Raquel por criada. Jacob se llegó también a Raquel, y la amó más que a Lea; y sirvió a Labán aún otros siete años.

  1. Corta 200 prepucios de los enemigos de tu futuro suegro y obtener su hija por esposa — David. 1 Samuel 18:27

Pero David respondió a Saúl:

–¿Quién soy yo, qué es mi vida o la familia de mi padre en Israel, para que yo sea yerno del rey?

Cuando llegó el tiempo en que Merab, hija de Saúl, debía ser entregada a David, fue dada por mujer a Adriel, el meholatita. Pero Mical, la otra hija de Saúl, amaba a David. Le fue dicho a Saúl, y a este le pareció bien, porque pensó: «Se la daré, pero será para él un lazo que le hará caer en manos de los filisteos». Dijo, pues, Saúl a David por segunda vez:

–Tú serás mi yerno hoy.

Y mandó Saúl a sus siervos:

–Hablad en secreto a David, diciéndole: “He aquí el rey te ama, y todos sus siervos te quieren bien; acepta ser, pues, yerno del rey”.

Los criados de Saúl repitieron estas palabras a los oídos de David. Y este les respondió:

–¿Os parece a vosotros que es poco ser yerno del rey; yo, que soy un hombre pobre y de humilde condición?

Los criados de Saúl le informaron de la respuesta, diciendo: «Tales palabras ha dicho David».

Saúl les dijo:

–Decid así a David: “El rey no desea la dote, sino cien prepucios de filisteos, para vengarse de los enemigos del rey”. Pero Saúl pensaba hacer caer a David en manos de los filisteos. Cuando sus siervos comunicaron a David estas palabras, pareció bien a los ojos de David la cosa de ser yerno del rey. Y antes que el plazo se cumpliera, se levantó David, se fue con su gente y mató a doscientos hombres de los filisteos. Trajo David los prepucios de ellos y los entregó todos al rey, a fin de hacerse yerno del rey. Entonces Saúl le dio a su hija Mical por mujer.

  1. Conviértase en el emperador de una gran nación y organize un certamen de belleza — Jerjes o Asuero. Ester 2:3-4

Nombre el rey personas en todas las provincias de su reino que lleven a todas las jóvenes vírgenes de buen parecer a Susa, residencia real, a la casa de las mujeres, al cuidado de Hegai, eunuco del rey, guardián de las mujeres, y que les den sus atavíos; y la joven que agrade al rey, reine en lugar de Vasti». Esto agradó al rey, y así lo hizo.

  1. Cuando ves a alguien que te gusta, ve a tu casa y dile a tus padres: “He visto a una mujer, ahora consíganla para mí.” Si tus padres cuestionan tu decisión simplemente diles “Ella es la única para mí.” — Sansón. Jueces 14:1-3

Descendió Sansón a Timnat y vio allí a una mujer de las hijas de los filisteos. Regresó entonces y lo contó a su padre y a su madre, diciendo:

–He visto en Timnat una mujer de las hijas de los filisteos; os ruego que me la toméis por mujer.

Su padre y su madre le dijeron:

–¿No hay mujer entre las hijas de tus hermanos, ni en todo nuestro pueblo, para que vayas tú a tomar mujer de los filisteos incircuncisos?

Sansón respondió a su padre:

–Tómame esta por mujer, porque ella me agrada.

  1. Mata a cualquier hombre casado y llévate a su esposa. Sin embargo, prepárate para perder cuatro hijos — David. 2 Samuel 26-27

Al oir la mujer de Urías que su marido Urías había muerto, hizo duelo por él. Pasado el luto, envió David por ella, la trajo a su casa y la hizo su mujer; ella le dio a luz un hijo. Pero esto que David había hecho fue desagradable ante los ojos de Jehová.

  1. Espere a que su hermano muera. Tome su viuda. (No es sólo una buena idea, ¡es la ley!) — Onán y Boaz. Deuteronomio o Lev., Ejemplo en Ruth)

  2. No seas tan exigente. Compensa la calidad con la cantidad — Salomón. 1 Reyes 11:1-3

Pero el rey Salomón amó, además de la hija del faraón, a muchas mujeres extranjeras, de Moab, de Amón, de Edom, de Sidón, y heteas; gentes de las cuales Jehová había dicho a los hijos de Israel: «No os uniréis a ellas, ni ellas se unirán a vosotros, porque ciertamente harán que vuestros corazones se inclinen tras sus dioses». A estas, pues, se juntó Salomón por amor. Y tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas, y sus mujeres le desviaron el corazón.

  1. Una mujer? – Pablo. 1 Corintios 7 (varios)

Acerca de lo que me habéis preguntado por escrito, digo: Bueno le sería al hombre no tocar mujer

[…]

Digo, pues, a los solteros y a las viudas, que bueno les sería quedarse como yo; pero si no tienen don de continencia, cásense, pues mejor es casarse que estarse quemando.

[…]

¿Estás ligado a mujer? No trates de soltarte. ¿Estás libre de mujer? No trates de casarte.

Y mi favorita:

  1. Incluso si no hay nadie más, simplemente vete a pasear y siempre encontrarás a alguien — Caín. Génesis 4:16-17

Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén. Conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc; y edificó una ciudad, a la cual dio el nombre de su hijo, Enoc.



Entradas recientes:

Categorías:

Ambiente (40)      Astrología (5)      Astronomía (5)      Ateísmo (15)      Aves de PR (13)      Biblia (10)      Biología (22)      Botánica (3)      Cambio climático (1)      Casa Pueblo (4)      Ciencia (98)      Comunidad (10)      Conservación (32)      Datos y Figuras (7)      Derechos civiles (17)      Discrimen (12)      Ecología (26)      Ecología De Paisajes Sonoros (2)      Economía (13)      Educación (29)      Escepticismo (47)      Estados Unidos (4)      Evolución (16)      Fotos y videos (5)      Historia (4)      Internet (3)      Las Antillas (4)      Latinoamérica (2)      Machismo (7)      Medicina (6)      Modas (1)      Moralidad (9)      OVNIs (5)      Océanos (1)      Otros (1)      PNP (18)      PPD (25)      Pensamiento ateo del día (6)      Periodismo (67)      Planificación (8)      Policía (7)      Política (105)      Pseudociencia (31)      Puerto Rico (215)      Razón (62)      Religión (62)      Separación Iglesia Estado (15)      Sistemas tropicales (7)      Tecnología (5)      Transgénicos (2)      UPR (33)      Viernes de video (14)      Zoología (42)     


http://blog.CoquiPR.com/2010/08/como-conseguir-una-mujer-o-esposa-segun-la-biblia/
Licencia: Creative Commons License