Publicado en 6 de Octubre de 2010

Hace unos días encontré una noticia publicada en el mes de agosto por el reportero Pedro Bosque Pérez, de quién he escrito anteriormente. En la noticia, publicada el 29 de agosto en elnuevodia.com, reporta supuestos ataques de una “gárgola” a animales y a una persona. Este escrito en particular refleja la chapusería disfrazada de investigación. Cuando mezclamos esto con la ignorancia, el resultado es nefasto.

En el escrito, el reportero define la gárgola como:

Esto es una gárgola. ¿Acaso el sujeto estaba 'encaramao' en un edificio?

Una extraña criatura con alas parecidas a las de un murciélago

actúa en la oscuridad de la noche y supuestamente chupa la sangre a sus víctimas

creen que es una criatura diferente, escurridiza y siniestra que tiene su guarida en el barrio Ensenada, entre las ruinas y túneles de la Central Guánica, donde afirman que están  los esqueletos de  sus víctimas

¿En serio?

Primero que nada, ¿quién dice que la criatura es extraña?

El testigo relató en tono serio que el herido se levantó la camiseta que se puso tras el ataque y le relató que un animal de “alas grandes” lo sorprendió en el patio de su casa y lo atacó.

O sea, que es el cuento de otra persona que alguien le hace. ¿Por qué no entrevisto al supuesto herido? ¿Qué hace a un animal de alas grandes algo extraño? ¿Por qué escribe “alas grandes” entre comillas?

El agente de la Policía Miguel Negrón señaló que no ha visto lo que popularmente llaman  gárgola, pero hace  dos meses, mientras patrullaba con  otro policía en la zona de la antigua central Guánica, escuchó aleteos bien fuertes, como si algo se impulsara para volar desde el techo de cinc de una grúa de la central.El agente Negrón indicó que algunos describen a la gárgola como un ave bien grande, que emite  olor a azufre o podrido y  se alimenta de animales vivos, como perros, gatos y caballos,  a los que chupa la sangre y deja secos.

¿Qué evidencia existe para decir que le chupa la sangre y deja secos a animales vivos? ¿Acaso no es posible que un animal se alimente de un animal que ya está muerto y descomponiendose?

Si el reportero hubiera tenido alguna curiosidad en seriamente investigar esto, le pudo haber preguntado a un biólogo a ver si existe en Puerto Rico algún animal que pueda ser descrito de esta manera. Pero claro, estoy esperando mucho:

Por su parte, el profesor Reinaldo Ríos, investigador de fenómenos extraños y de Objetos Voladores no Identificados, señaló que los testimonios que ha escuchado describen a la gárgola como un ser grotesco con alas.

No le pregunta a un biólogo pero sí a un “investigador de fenómenos extraños”.

En resumen, describen la gárgola con las siguientes características:

  • gran tamaño
  • con alas
  • olor a podrido
  • lo han visto alimentarse de animales hasta “dejarlos secos”

Aura tiñosa en vuelo

Eso no es ningún misterio, lo que describen es un aura tiñosa (Cathartes aura). Las auras son bien comunes en el sur y oeste de la isla y se alimentan de carroña, o sea, animales muertos. El testigo vió un aura comiendo de un animal muerto en descomposición y pensó que el ave la había matado y dejado seco el cadaver. El olor a podrido no es de extrañar, ya que de eso es que esta ave de gran tamaño se alimenta.

El supuesto ataque pudo haber sido no más que un aura sorprendida que lo atacó para protegerse, como cualquier otro animal. Al igual que otras aves, las auras tienen garras en las patas y un pico que pueden ocasionar heridas serias por su gran tamaño.

En el sur de la isla verá las auras volando con las alas extendidas y parece que flotan en círculos. Estas aves de gran tamaño usan columnas de aire caliente y sus enormes alas para mantenerse en el aire sin tener que pasar mucho trabajo aleteando. Puede ver más fotos de las auras en AvesPR.org.

El reporte termina con esta excusa:

No hay  fotos o vídeos del fenómeno, que ataca a animales sanos, a diferencia de un depredador que busca animales enfermos o débiles.

En pleno siglo 21, cuando casi todos tienen cámaras digitales al menos en un celular, ¿no existen fotos?

En resumen, este reporte:

  • Se basa en información de terceras personas.
  • Hace alegaciones que pueden ser fácilmente verificadas pero no lo hacen (“tiene su guarida en el barrio Ensenada, entre las ruinas y túneles de la Central Guánica, donde afirman que están  los esqueletos de  sus víctimas”). Imagine lo impactante que sería una foto de la supuesta guarida.
  • No hace el más mínimo esfuerzo en preguntarle a un ornitólogo (científico que estudia aves) o a los aficionados a la observación de aves, ya que la criatura descrita tiene alas, lo que indica que lo más probable sea un ave.

Todo esto es indicativo de chapuserías y no son más que excusas baratas.



Entradas recientes:

Categorías:

Ambiente (40)      Astrología (5)      Astronomía (5)      Ateísmo (15)      Aves de PR (13)      Biblia (10)      Biología (22)      Botánica (3)      Cambio climático (1)      Casa Pueblo (4)      Ciencia (98)      Comunidad (10)      Conservación (32)      Datos y Figuras (7)      Derechos civiles (17)      Discrimen (12)      Ecología (26)      Ecología De Paisajes Sonoros (2)      Economía (13)      Educación (29)      Escepticismo (47)      Estados Unidos (4)      Evolución (16)      Fotos y videos (5)      Historia (4)      Internet (3)      Las Antillas (4)      Latinoamérica (2)      Machismo (7)      Medicina (6)      Modas (1)      Moralidad (9)      OVNIs (5)      Océanos (1)      Otros (1)      PNP (18)      PPD (25)      Pensamiento ateo del día (6)      Periodismo (67)      Planificación (8)      Policía (7)      Política (105)      Pseudociencia (31)      Puerto Rico (215)      Razón (62)      Religión (62)      Separación Iglesia Estado (15)      Sistemas tropicales (7)      Tecnología (5)      Transgénicos (2)      UPR (33)      Viernes de video (14)      Zoología (42)     


http://blog.CoquiPR.com/2010/10/la-gargola-y-la-chapuseria-de-un-reportero/
Licencia: Creative Commons License