Publicado en 20 de Enero de 2011

La Iglesia Católica presenta los diez mandamientos de esta manera:

  1. Amarás a Dios sobre todas las cosas.
  2. No tomarás el nombre de Dios en vano.
  3. Santificarás las fiestas.
  4. Honrarás a tu padre y a tu madre.
  5. No matarás.
  6. No cometerás actos impuros.
  7. No robarás.
  8. No dirás falso testimonio ni mentiras.
  9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
  10. No codiciarás los bienes ajenos.

Depende del lugar y la denominación van a haber pequeñas variaciones en los diez mandamientos, pero por lo general se enseñan como aparecen en la lista.

O sea, que los mandamientos requiren:

  • Tres mandamientos sobre amar y respetar a dios – demuestra un dios un tanto inseguro de si mismo al tener que decir lo mismo tres veces.
  • Honrar a los padres – pero no dice si es en toda ocasión. ¿Qué pasa cuando los padres no merecen ser honrados por los hijos? ¿Acaso los hijos de abusadores o pedófilos deben honrar a sus padres de todos modos?
  • Cuatro mandamientos no son nada especial y son parte de toda sociedad. No hace falta ninguna deidad para tener estas órdenes. Estos prohíben el matar, robar, mentir y el adulterio. Son bastante obvios, y que tal si hubiera abreviado estos para darle paso a un mandamiento que dijese algo como “no usarás a otros seres humanos como esclavos”, a menos que dios no haya tenido problemas con la esclavitud.
  • Dos mandamientos condenan los pensamientos y la naturaleza humana. O sea que dios quiere que nos sintamos culpables por los deseos y pensamientos que su creación nos permite tener… Sentirse culpable no parece ser un buen regalo para la humanidad.

Sin embargo, que tal si vemos algunos de los elementos de la lista tal y como aparecen en la biblia:

  • No tendrás dioses ajenos delante de mí. – O sea que admite la existencia o que la gente puede creer en otros dioses. (Exodo 20:3)
  • Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. – ¿Por qué los cristianos no siguen este mandamiento? (Exodo 20:9-10)
  • No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo. – O sea, que la mujer, sus siervos, y esclavos son propiedad. ¿No le parece que este era un buen momento para abolir la esclavitud en vez de aprobar que se siga con esa práctica? Tomó siglos para que las personas tuvieran la vergüenza y el valor para abolir la esclavitud. (Exodo 20:17)

Los cristianos deben mostrar los mandamientos tal y como aparecen, o ¿es que acaso se averguenzan de lo que dijo su dios y tienen que embellecer tales barbaridades?



Entradas recientes:

Categorías:

Ambiente (40)      Astrología (5)      Astronomía (5)      Ateísmo (15)      Aves de PR (13)      Biblia (10)      Biología (22)      Botánica (3)      Cambio climático (1)      Casa Pueblo (4)      Ciencia (98)      Comunidad (10)      Conservación (32)      Datos y Figuras (7)      Derechos civiles (17)      Discrimen (12)      Ecología (26)      Ecología De Paisajes Sonoros (2)      Economía (13)      Educación (29)      Escepticismo (47)      Estados Unidos (4)      Evolución (16)      Fotos y videos (5)      Historia (4)      Internet (3)      Las Antillas (4)      Latinoamérica (2)      Machismo (7)      Medicina (6)      Modas (1)      Moralidad (9)      OVNIs (5)      Océanos (1)      Otros (1)      PNP (18)      PPD (25)      Pensamiento ateo del día (6)      Periodismo (67)      Planificación (8)      Policía (7)      Política (105)      Pseudociencia (31)      Puerto Rico (215)      Razón (62)      Religión (62)      Separación Iglesia Estado (15)      Sistemas tropicales (7)      Tecnología (5)      Transgénicos (2)      UPR (33)      Viernes de video (14)      Zoología (42)     


http://blog.CoquiPR.com/2011/01/los-diez-mandamientos/
Licencia: Creative Commons License