Publicado en 26 de Febrero de 2011

Ayer nos enteramos que el Representante de el PNP Rolando Crespo dio positivo a uso de cocaína en una prueba de dopaje.

Crespo buscando novia vía El Nuevo Día (foto de Ángel M. Rivera/END)

Luego del pataleteo y amenazas de demandas, no le quedó más que aceptar que no podía seguir escondiendo el hecho de que había prueba de su uso de una sustancia controlada. Como político barato, Crespo se defendió diciendo, entre otras cosas:

“Acepto que fallé, soy humano y pido perdón al pueblo de Puerto Rico. Las pruebas de dopaje de la Cámara de Representante dieron positivo y me someteré a todos los procesos para enmendar esta ignorancia. Debo dejar claro que debe ser un caso aislado el cual no justifico y por eso renuncio a la Portavocía de este cuerpo”. (énfasis mío)

Ahora pretende que nos creamos el cuento de que está arrepentido. Claro, como lo agarraron con las manos en la masa, ¡cualquiera pide perdón! Llamar el uso de cocaína una “ignorancia” también deja ver que él no quiere aceptar que hizo algo ilegal. Me gustaría preguntarle como es eso de que darse un pase es ignorancia, porque todos saben que el perico es ilegal. El Representante no se le olvidó reportar algo en la planilla, cometió un acto voluntario. Este sujeto debe renunciar de inmediato, que no pretenda ahora que el pueblo le pague un programa de rehabilitación. Él no es un empleado, es un Representante electo por el pueblo. Le falló al pueblo cometiendo un acto criminal, no le queda otra más que renunciar. Jennifer González también debe renunciar o mostrar la primera prueba que ella alega no era positiva y que se asume que ella ayudó a encubrir.

Sin embargo, al pasar este caso, surge la pregunta: ¿quién más? En un país sumergido en la droga y donde ya sabemos que políticos se mueven entre narcotraficantes, como Héctor Martínez con “Coquito”, tenemos que exigir que todos, absolutamente todos, los funcionarios electos, policías, jueces y secretarios tengan que someterse a pruebas rutinarias de dopaje. Claro, esto incluye los alcaldes, en particular un alcalde que todo el mundo asume también usa cocaína y no ha querido demostrar lo contrario. Estas pruebas deben ser públicas de inmediato, ya que los actos criminales de un funcionario electo deben tener prioridad sobre la privacidad de ellos.

Héctor Martínez, entre otros (narco?)legisladores, y "Coquito"

En un gobierno inefectivo contra el crimen, con una ola de asesinatos increíble, y la droga llevándose la vida de nuestra patria de por medio, no podemos tolerar que se siga manteniendo un narco-gobierno. Esto tiene que parar, ¡ya!



Entradas recientes:

Categorías:

Ambiente (40)      Astrología (5)      Astronomía (5)      Ateísmo (15)      Aves de PR (13)      Biblia (10)      Biología (22)      Botánica (3)      Cambio climático (1)      Casa Pueblo (4)      Ciencia (98)      Comunidad (10)      Conservación (32)      Datos y Figuras (7)      Derechos civiles (17)      Discrimen (12)      Ecología (26)      Ecología De Paisajes Sonoros (2)      Economía (13)      Educación (29)      Escepticismo (47)      Estados Unidos (4)      Evolución (16)      Fotos y videos (5)      Historia (4)      Internet (3)      Las Antillas (4)      Latinoamérica (2)      Machismo (7)      Medicina (6)      Modas (1)      Moralidad (9)      OVNIs (5)      Océanos (1)      Otros (1)      PNP (18)      PPD (25)      Pensamiento ateo del día (6)      Periodismo (67)      Planificación (8)      Policía (7)      Política (105)      Pseudociencia (31)      Puerto Rico (215)      Razón (62)      Religión (62)      Separación Iglesia Estado (15)      Sistemas tropicales (7)      Tecnología (5)      Transgénicos (2)      UPR (33)      Viernes de video (14)      Zoología (42)     


http://blog.CoquiPR.com/2011/02/lo-triste-es-que-el-legislador-periquero-no-sorprende-a-nadie/
Licencia: Creative Commons License