Publicado en 7 de Marzo de 2011

La administración de Luis Fortuño propone un gasoducto del sur al norte de la isla, la Vía Verde, para bajar el costo de la energía eléctrica. Este proyecto va a cortar la isla en dos con un tubo de 92 millas de largo.

En estos días me di a la tarea de leer la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del Proyecto Vía Verde de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). La DIA está disponible en la página de la Junta de Calidad Ambiental. A continuación les presento mis comentarios generales sobre la DIA, su contenido y la idea del proyecto.

Comentarios generales sobre la DIA

Aunque es muy positivo que la DIA esté disponible completa por Internet, su presentación refleja una incompetencia o deliberada acción para hacer difícil su evaluación. Los PDF de la DIA están divididos sin un sentido lógico. Capítulos se cortan a mitad entre archivos y el nombre del archivo no guarda relación con el contenido.Por ejemplo, el capítulo 3, Descripción del Ambiente:

  • empieza en la página 29 del documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part128.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part29.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part29a.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part30.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part30a.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part31.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part32.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part32a.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part33a.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part33b.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part34a.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part34b.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part35.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part36-43.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part44-49.pdf”
  • continúa en el documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part50-54.pdf”
  • termina en la página 13 del documento “DIAFVIAVERDE29NOV10_Part5561.pdf”

Hay partes que están compuestas de imágenes de documentos, por ejemplo de documentos de la AEE, en vez de haber colocado el documento original. Adicionalmente hay partes en inglés sin una correspondiente traducción al español.

Un elemento que brilla por su chapusería son los mapas que aparecen en la DIA. Un mapa necesita varios elementos, en adición al contenido del mapa, sin los cuales no tiene valor alguno. Por ejemplo, se necesita una escala para determinar las distancias y tamaños de lo que está representado en el mapa. También faltan referencias geográficas, o sea las coordenadas en los bordes de los mapas para saber cual área está incluida en el mapa, por ejemplo:

Para facilitarle la tarea a otros interesados, los he re-creado en un orden lógico:

A parte de estos problemas, la falta mayor que le encuentro a la DIA es la negativa de la AEE en publicar el archivo digital de la ruta del gasoducto. Sin este archivo se dificulta la tarea de evaluar los impactos que va a tener esta monumental obra. Siendo una obra pública, no existe razón alguna para negar el acceso a estos archivos, a menos que sea para hacer más difícil fiscalizar el gobierno. Aprovecho para darle crédito a el geógrafo Alexis Dragoni, uno de los asesores técnicos de Casa Pueblo, que preparó la ruta que utilicé en los mapa que aparecen abajo y a Carmen Guerrero que me hizo llegar el archivo.

Otro detalle es que el documento no parece ser consistente, dos ejemplos:

  • El nombre de la ranita de labio blanco (Leptodactylus albilabris) aparece también en inglés, “white-lipped frog”, y como “rana de labios blancos” (p. 3-33, 3-34 y 3-35)
  • El gallinazo nativo (Fulica caribaea) también aparece con su nombre en inglés, “Caribbean coot” (p. 3-37, 3-40)

Comentarios sobre el contenido

Necesidad del Proyecto

El documento provee dos razones para la necesidad del proyecto Vía Verde:

  • Atender la emergencia en cuanto a la infraestructura de generación de energía eléctrica, autorizada bajo la orden ejecutiva OE-2010-034.
  • Cumplir con el compromiso del Gobernador de disminuir el costo de la energía eléctrica y para fortalecer la economía.

El primer punto es interesante porque utiliza la excusa de la “emergencia energética” que pasa Puerto Rico para justificar este proyecto. El detalle es que esta emergencia no es una emergencia real, las excusas son el alto costo del combustible y la edad de las plantas generadoras. El costo del combustible es un problema, pero es algo que siempre se tiene que trabajar. La excusa de que las plantas están llegando al fin de su vida útil no es una emergencia, al menos que el gobierno sea tan incompetente que no tenga planes para reemplazar el equipo y facilidades según se amerite.

¿Cuál crisis?

El gobierno presenta tres componentes para justificar la declaración de que Puerto Rico vive bajo una crisis energética:

  1. Los cambios súbitos de costo de los combustibles derivados de petróleo.
  2. Las emisiones de contaminantes por los combustibles utilizados.
  3. La necesidad de rehabilitar y modernizar los equipos que están muy cercanos a alcanzar su vida útil

Ninguno de estos componentes sugieren la necesidad de un tubo que ponga en riesgo más de 90 millas y cientos de miles de personas en la isla. Son problemas que hay que atender, pero no veo dónde está la emergencia. Por ejemplo, no se dan casos de apagones en Puerto Rico, con excepción de tormentas. Lo que sí tenemos son tapones en las carreteras todos los días y un sistema de transportación masiva inservible (Autoridad Metropolitana de Autobuses, AMA) o sub-utilizado (Tren Urbano, TU). Se justificaría una emergencia sobre la transportación antes de una sobre energía. De hecho, la agencia Alternativa de Transporte Integrado (ATI) se suponía que iba a integrar la AMA con el TU y las pisi-corres, lo que no a ocurrido y tampoco se han dado explicaciones de tan básica incompetencia.

El segundo punto que usan para la justificación una promesa política que, sin un plan energético real a largo plazo, no tiene valor fuera de consideraciones político-partidistas.

Costo de el gas

La DIA menciona que hay reservas de gas en otras partes del mundo y que la AEE va a hacer las gestiones para conseguir el mejor precio. En esta parte, la AEE miente, ya que Puerto Rico no tiene capacidad legal para hacer acuerdos con otros países sin el permiso de EEUU, como ya ha pasado con la compra de los productos derivados del petróleo.

Alternativas al tubo

Una de las opciones es un muelle en San Juan. Sin embargo, las razones que dan para descartar esta opción son ridículas comparadas con traspasar la isla con un peligroso tubo. El muelle conlleva un costo y hay que dragar en área de la Bahía de San Juan… ¿Acaso esto no ayudaría a todos los muelles del área? ¿Acaso alguien pretende que la bahía no tendrá que ser dragada nuevamente? Pero claro, se preocupan por el ambiente y demuestran la prisa que tienen:

[L]as consecuencias ambientales en el área serían adversas y sobre todo el tiempo requerido para completar la aprobación de los permisos, así como el tiempo de construcción, no permitirán responder a la crisis de infraestructura energética en el menor tiempo posible.

Otra opción, y la que parece más sensata, es que los barcos descargen en una boya varias millas mar adentro y mediante un tubo llevar el gas hasta la planta, evitando el dragado y construcción del muelle. Pero la ironía brilla de la manera que descartan esta opción:

Los impactos ambientales para esta alternativa son similares a los analizados para la alternativa anterior. A pesar de no tener que dragar para permitir acomodar el gran calado de los barcos cisterna, se tendría que construir una línea submarina desde la boya hasta el tanque de CNG y esto tendría un impacto en un área ecológicamente sensitiva como la bahía de San Juan y su estuario, o en las costas del área norte, áreas que se consideran como hábitat crítico de especies de corales en peligro de extinción, tales como la acrópora.

O sea, que un tubo bajo el mar es peor que un tubo que atraviesa la isla. El área del estuario y los corales se pueden evitar porque sabemos donde están. Parece que ni tratan de disimular que no tienen un interés real en evaluar seriamente las “opciones”.

Otra excusa para no usar las centrales de San Juan, Palo Seco y Cambalache para recibir el gas es que no tienen espacio para almacenar el gas. Sin embargo no explican que les permite construir una linea de 92 millas, a través de terrenos públicos y privados, pero no pueden comprar un área junto a las centrales para almacenar el gas.

**Descripción del ambiente

**

Aunque el documento tiene la distancia a varios cuerpos de agua, bosques, reservas, y otras áreas de interés, la ruta del gasoducto en formato digital no se ha hecho pública. La AEE no nos permite evaluar estas distancias por nuestra cuenta.

Bajo la sección 3.5.4.1. (Ciénagas) menciona la ciénaga de San Pedro en la antigua Base Naval de Sábana Seca, Toa Baja, pero, convenientemente, no menciona que allí se encuentra el coquí llanero. Este es el único lugar del mundo donde se encuentra esta especie. Ya el área recibe una gran presión por las carreteras, casas y negocios en los alrededores. En caso de una explosión y eventuales incendios, particularmente en los meses más secos, pueden destruir el único hábitat de la especie. La DIA también menciona que la ciénaga es

“un área pobre para aves acuáticas. Sin embargo, con prácticas de manejo poco costosas puede mejorar sustancialmente la utilidad de esta localización para la vida silvestre.”

Esto basado en el plan del municipio de Toa Baja, no en uno del DRNA.

En la sección 3.2.2, donde se supone que resume “una descripción general de la fauna de cada uno de los municipios por los cuales cruzará la tubería de Vía Verde”, es evidente una cobertura inconsistente. Por ejemplo, para Barceloneta solamente mencionan dos especies de animales, la jicotea y el gallinazo nativo. Parece que en Barceloneta no hay coquíes, lagartijos, y ni una sola paloma o chango, sin mencionar especies protegidas. No parece ser una evaluación seria.

Impactos

Esta sección es bastante reveladora. En la sección 6.2 dice:

Se estima que se impactarán 1,191.3 acres de terreno, la mayor parte de éstos (66%, aproximadamente) de forma temporal. Con excepción de especies protegidas o hábitat de interés para la conservación, se removerán todos los árboles y vegetación de esta área.

El problema es que este impacto, la deforestación completa de una banda que cruza la isla, no se puede despachar como algo “temporero”. Los árboles viejos que serán destruidos no pueden ser remplazados de inmediato. Esta banda también fragmentará las zonas de bosque, en particular en la importante Cordillera Central. Esta fragmentación reduce grandemente el hábitat disponible para las especies, ya que hay especies que no utilizan los bordes de los bosques. De hecho, la DIA estima el área a ser deforestada en 221 cuerdas. Aunque se pueda re-forestar otras áreas, sabemos que estos esfuerzos de reforestación no han recibido el cuidado apropiado y que toma décadas en lograr parecerse al área destruida.

En esta sección, se descartan o minimizan los efectos sobre los bosques y las reservas. Sin embargo, no se puede ocultar que el tubo va a pasar por varias reservas y bosques estatales. Estos bosques existen porque son áreas importantes para la ecología de la zona. La construcción en estos bosques, así sea algo temporero, debe ser la última opción, no la primera. Me parece interesante que el documento se fija mayormente en la etapa de construcción, con sus efectos de aumentar la fragmentación del bosque, pero tampoco podemos olvidar la posibilidad de una explosión. Aunque el gobierno pretenda hacernos creer que un gasoducto no puede explotar, el no considerar esa opción es irresponsable.

La ruta del gasoducto va a pasar por varios de los bosques, impactándolos directamente:

  • Bosque del Pueblo en Adjuntas

    Bosque Del Pueblo

    </li>

    • Bosque de Río Abajo

      Bosque de Río Abajo

      </li>

      • Reserva Caño Tiburones

        Reserva Caño Tiburones

        </li>

        • Reserva La Esperanza (del Fideicomiso de Conservación)

          La Esperanza

          </li>

          • Bosque de Vega

            Bosque de Vega

            </li> </ul>

            Ninguno de estos es un impacto insignificante. No hay justificación alguna de porque se deben poner en peligro las pocas áreas protegidas para este proyecto.

            Estudio de Flora y Fauna

            Este estudio, en el Apéndice I, parece ser muy pobre considerando que el proyecto va a impactar tantas áreas en la isla. Los métodos se presentan de manera muy breve y sospechosas. Sobre los transectos usados, dice:

            En los llanos del Bosque Húmedo Subtropical se utilizó mayormente el recorrido de transectos o tramos de distintas longitudes.

            ¿Por qué “distintas longitudes”? Este tipo de estudio debe ser sistemático, usando la misma metodología. Tampoco mencionan abundancia de las especies, información que deberían tener y que es básica en este tipo de estudio.

            Los métodos que usaron para aves indica que incluyeron transectos y puntos, pero no dice cual fue el criterio para usar uno sobre el otro.

            Para los anfibios y reptiles los une en un solo párrafo, haciendo referencia al libro de Rivero. Lo que no menciona es las horas a las que se hicieron estos muestreos, factor importante en estas especies que dependen mucho de la temperatura del aire. La sección menciona que usaron grabaciones digitales para identificar los anfibios, pero, otra vez, no dice la hora ni cuantas veces hicieron el muestreo en cada área. Aunque dice que usaron una computadora, no dice que tipo de análisis con algún programa hicieron, puede ser que se hayan limitado a escuchar las grabaciones en la computadora, lo cual no es suficiente.

            Los murciélagos, los únicos mamíferos nativos de Puerto Rico, son completamente ignorados. Estos animales representan un grupo importante, no se puede ignorar. No hay razón alguna para hacerlo ya que en la isla hay varios biólogos que han trabajado con este grupo.

            De hecho, todos los métodos de campo ocupan dos páginas y media. Un par de páginas para estudiar un proyecto que pasa por 92 millas, varias zonas de vida, y que busca estudiar plantas y animales. La lista de referencias también cubre dos páginas y media.

            Es difícil que se haya estudiado medio Puerto Rico en tan solo tres meses. Este estudio fue un buen intento de algo preliminar, no un estudio para una DIA de un proyecto de una gran magnitud.

            Impactos ignorados por la DIA

            La ruta del gasoducto, debido a su longitud, se espera que impacte muchas áreas. Sin embargo, hay que ver cuales áreas de alto valor ecológico serán impactadas. Un tipo de dato que no se utilizó para la DIA fueron los mapas de distribución de biodiversidad en la isla preparados por el Puerto Rico Gap Analysis Project. Este proyecto tomó datos de distribución de las especies, en particular reportes confirmados por expertos, para desarrollar una diversidad de productos. Aunque estos datos son modelados gran escala, son la mejor alternativa ante la ausencia de datos sobre las especies en la DIA.

            La zona de la Cordillera Central presenta un reto particular. Esta zona es una de las de mayor diversidad en la isla, y una de las menos protegidas. Esta área también funcionó como refugio de muchas especies durante la deforestación intensa que la isla sufrió durante la primera mitad del siglo 20, en el pico de la actividad agrícola. Otro problema que presenta esta zona es la poca información que se tiene de las especies en el área. Debemos protegerla hasta tanto tengamos mejor información de qué áreas se pueden impactar.

            La distribución de las áreas de mayor riqueza de especies demuestra que varias de estas áreas van a ser impactadas de manera directa por el gasoducto:

            Riqueza de aves y la ruta del gasoducto

            Riqueza de aves en la zona norte y la ruta del gasoducto

            Riqueza de aves en el sur de la Cordillera Central y la ruta del gasoducto

            Para los mamíferos (murciélagos) también se impactarán áreas importantes:

            Riqueza de mamíferos y la ruta del gasoducto

            Riqueza de mamíferos en la zona norte y la ruta del gasoducto

            Riqueza de mamíferos en la Cordillera Central y la ruta del gasoducto

            Una gran área de alta diversidad de reptiles será impactada:

            Riqueza de reptiles y la ruta del gasoducto

            Riqueza de reptiles al sur de la Cordillera Central y la ruta del gasoducto

            Riqueza de reptiles al centro-norte de la Cordillera Central y la ruta del gasoducto

            Para los anfibios, la mayoría coquíes, serán impactadas áreas de mediana diversidad:

            Riqueza de anfibios y la ruta del gasoducto

            Riqueza de anfibios en la Cordillera Central y la ruta del gasoducto

            Estos mapas ponen en perspectiva este proyecto. ¿Vale la pena poner estas áreas de alto valor ecológico para un proyecto de dudosa necesidad?

            Conclusiones

            La DIA

            La DIA se distingue por ser un documento muy pobre, mal presentado, presenta inconsistencias y le falta información. Mi conclusión es solo una: hay que hacerla de nuevo. La DIA debe estar completamente en español o con traducción al español de las partes en inglés, después de todo muy pocos en la isla manejan el inglés. También queda evidenciada la pobre evaluación ambiental. Muchas partes se han rellenado con las listas de especies en estado crítico o en peligro de extinción, información ya pública y que no aportan nada nuevo a esta DIA. La metodología fue muy pobre y los resultados no incluyen datos importantes como abundancia de las especies.

            La DIA asume que el tubo propuesto es la mejor alternativa y en vez de presentar el impacto ambiental (las letras IA), oculta los impactos para vender el tubo tal y como está presentado.

            ¿El gas o el tubo?

            El proyecto de convertir las plantas generadoras de electricidad a que puedan utilizar un combustible como gas natural es un proyecto que merece una evaluación seria.

            Quiero dejar esto claro, el uso del gas natural puede ser bueno para Puerto Rico. Pero no podemos condenar 92 millas de la isla a vivir bajo el riesgo de una explosión, impactar 1,116 acres, arriesgar ríos y quebradas, impactar bosques y reservas y poner en peligro incontables hábitats importantes para la ecología de la isla por pasar un tubo que no tiene sentido alguno. Hay alternativas, como construir un muelle o un tubo submarino al norte de la isla para alimentar las plantas generadoras de electricidad, no hace falta el gasoducto propuesto, la “Vía Verde”. Para la Eco-Eléctrica, tuvieron que construir las facilidades necesarias. Para las otras plantas, debemos hacer lo mismo, es tan sencillo que se han visto obligados a declarar una “emergencia” para empujar un proyecto que nadie quiere.

            ¿Cuál es el propósito de la administración y la AEE? ¿Cortar la isla en dos con un tubo o atender el problema de generación de energía eléctrica? Parece que el tubo es el objetivo principal y lo de la luz es secundario, no olvidemos que esta construcción puede dar paso a más desparrame urbano, como ha pasado con la ruta 66.

            La demonización del que critica

            Estos meses también han servido para demostrar la actitud del gobierno de turno de condenar a todos los que lo critican. Cualquier crítica se toma como un ataque personal y el que se atreve a hacerlo, hay que destruirlo. El Gobernador Luis Fortuño, de manera infantil, atacó vía su cuenta de Twitter a todo el que le critica con un comentario simplista:

            Fortuño cuestionando al que le critica

            Nadie está en contra de bajar la luz, pero el Gobernador prometió esto sin el uso de un gasoducto. Antes de ser electo, decía que el gas natural y el gasoducto no eran buenas ideas. ¿Cómo pensaba hacerlo entonces?

            [tube2]-bsct6zu0W0[/tube2]

            Ahora que él está en el poder, un gasoducto más largo es bueno. ¿Dónde está la energía renovable?

            Este proyecto presenta un riesgo muy grande para que sea decidido por las tribus políticas.

            Mapas

            Para referencia de los interesados, hago disponible los mapas que aquí utilicé, fueron preparados usando ArcGIS 10.0. Nota: la ruta ha cambiado, pero hasta que la AEE la haga disponible, hay que trabajar con lo que tenemos.

            También recomiendo leer la evaluación que hizo Casa Pueblo de la DIA, mucho más sistemática que la que yo he hecho aquí. También les recomiendo el resto de los excelentes documentos y evidencia que han presentado. Estos documentos están en la página principal de Casa Pueblo. Me he tomado la libertad de hacerlos disponibles en un archivo zip (10MB).



Entradas recientes:

Categorías:

Ambiente (40)      Astrología (5)      Astronomía (5)      Ateísmo (15)      Aves de PR (13)      Biblia (10)      Biología (22)      Botánica (3)      Cambio climático (1)      Casa Pueblo (4)      Ciencia (98)      Comunidad (10)      Conservación (32)      Datos y Figuras (7)      Derechos civiles (17)      Discrimen (12)      Ecología (26)      Ecología De Paisajes Sonoros (2)      Economía (13)      Educación (29)      Escepticismo (47)      Estados Unidos (4)      Evolución (16)      Fotos y videos (5)      Historia (4)      Internet (3)      Las Antillas (4)      Latinoamérica (2)      Machismo (7)      Medicina (6)      Modas (1)      Moralidad (9)      OVNIs (5)      Océanos (1)      Otros (1)      PNP (18)      PPD (25)      Pensamiento ateo del día (6)      Periodismo (67)      Planificación (8)      Policía (7)      Política (105)      Pseudociencia (31)      Puerto Rico (215)      Razón (62)      Religión (62)      Separación Iglesia Estado (15)      Sistemas tropicales (7)      Tecnología (5)      Transgénicos (2)      UPR (33)      Viernes de video (14)      Zoología (42)     


http://blog.CoquiPR.com/2011/03/la-via-verde/
Licencia: Creative Commons License