Publicado en 28 de Julio de 2013

Los amigos y mentores del proyecto Automated Remote Biodiversity Monitoring Network (ARBIMON) recibieron una gran cobertura en los medios a nivel mundial sobre una nueva publicación y su sistema de detección de especies por sonido. El paper, publicado en la nueva revista abierta PeerJ, se titula “Monitoreo bioacústico en tiempo real y la identificación automatizada de especies” (Real-time bioacoustics monitoring and automated species identification). En este artículo discuten los logros que han tenido diseñando un sistema que identifica especies de manera automática. Aunque esto no es nuevo, lo innovador del proyecto es que desarrollaron toda una infraestructura que permite a investigadores que usen el mismo sistema para identificar especies.

Identificar especies por medio del sonido se ha hecho desde hace años. El problema es que cada investigador usualmente tiene que pasar por el mismo trabajo de buscar un sistema de inteligencia artificial y entrenarlo. Le tienes que enseñar a un programa que aprenda que tal sonido corresponde a tal especie. Esto también se complica porque hay que entrenar al programa para que identifique, pero que no sea tan específico que solo pueda identificar las grabaciones conocidas con las que fue entrenado. Adicionalmente, hay que buscar que el programa no cometa errores, o sea que no identifique un sonido como de la especie que no es. Nada de esto es tarea fácil para un biólogo, sin embargo, es un reto interesante para los científicos de cómputos. ARBIMON combinó a biólogos y a científicos de cómputos de la Universidad de Puerto Rico para lograr este proyecto.

Con este proyecto, ARBIMON le rinde un servicio a la comunidad de investigadores para que no tengan que pasar el trabajo de crear toda la infraestructura necesaria para este tipo de proyecto. Esta es la otra innovación, que no solo publicaron un artículo, sino que tienen un servicio comercial para el servicio de investigadores. Esto le permitirá a los investigadores invertir su tiempo en colectar otros datos o hacer otros análisis que no incluyen la tediosa tarea de escuchar miles de grabaciones. Simplemente desarrollan un modelo de las especies de su sitio de campo y lo pasan por el sistema. Es algo similar a como funciona Shazam, pero para especies en vez de música.

Para probar la efectividad del sistema, lo probaron con cientos de miles de grabaciones hechas con sistemas automáticos en la antigua base naval de Sabana Seca, Toa Baja, y en la Estación Biológica La Selva de Costa Rica.

Nota de UnoCero:

iPod ayuda a monitorear especies en peligro

Investigadores de la Universidad de Puerto Rico, guiados por el Dr. Mitchell Aide y el Dr. Carlos Corrada-Bravo, crearon un sistema llamado Automated Remote Biodiversity Monitoring Network (ARBIMON), que es capaz de monitorear los cambios en las poblaciones de animales e insectos. Los sonidos de la naturaleza son grabados con iPods y gracias a eso, se puede determinar el estado específico de una especie.

Esta tecnología es muy relevante ya que no sólo funciona para unas horas, sino que puede rastrear información sobre las poblaciones a largo plazo. El cambio climático ha alterado los hábitats de muchas especies que viven en los trópicos, así que es importante encontrar una manera sencilla de medir el nivel de afectación que han sufrido los animales.

Lograr esto ha sido complicado, pues los resultados muchas veces requieren de un detallado análisis y humano y además, generalmente los biólogos tienen que ir personalmente a las selvas y bosques a investigar. Para solucionar el problema, los investigadores de Puerto Rico crearon un sistema casi enteramente autónomo que funciona de forma muy sencilla.

Primero, el audio es recolectado por varios iPod touch que son cargados por una estación de energía solar (la aplicación graba un minuto de audio cada 10 minutos) y luego, la señal es enviada a alguna computadora cercana que sube la grabación a una base de datos a la que cualquiera puede accesar vía Internet. El sistema de análisis de audio se encarga de determinar y separar los sonidos de las diferentes especies y aunque todavía no es perfecto –pues a veces confunde viento con ranas y truenos con monos– funciona muy bien y le ahorra mucho tiempo a los investigadores y biólogos.

SISTEMA

Claro que la idea no es para nada sustituir a los científicos; se trata de desarrollar herramientas tecnológicas que puedan ayudar a los humanos a conservar la biodiversidad. “No estamos intentando eliminar al biólogo”, explicó el Dr. Corrada-Bravo. “Al contrario, queremos ofrecerle los mejores datos y herramientas posibles.”

El Dr. Aide explicó que para comprender los efectos del maltrato a la naturaleza se necesitan datos a largo plazo de todo el mundo, y ya que generalmente eso es muy caro, es necesario encontrar una solución novedosa. “Para entender el impacto de la deforestación y el cambio climático, necesitamos datos confiables a largo plazo sobre la fauna alrededor del mundo.” La alternativa de estos investigadores podría ser una solución, pues como dice Aide, “enviar  biólogos al campo es costoso… y es imposible clonar expertos para que puedan monitorear varios sitios a la vez.”

En el sitio web ya hay más de un millón de grabaciones de audio de aves tropicales, ranas, monos e insectos de diferentes locaciones como Puerto Rico, Costa Rica, Hawaii, Argentina, Arizona y Brasil. La conservación del ambiente y la diversidad en el mundo es muy importante, y para apoyar a futuros investigadores, todas las grabaciones están disponibles en tiempo real para cualquiera que desee consultarlas.

También recibieron cobertura de medios tan importantes como ScienceNPR, BBC, Smithsonian, Wired, y Science Friday.

Puedes ver un vídeo introductorio del proyecto (en inglés):

</object>

<!–/raw–>

¡Felicidades a los compañeros de ARBIMON y los muchos estudiantes que han participado de este proyecto!

 

Vuelve a fallar la prensa

En una nota final y como nos tienen acostumbrados, la prensa le volvió a fallar al país. Aquí tenemos uno de muchos proyectos de investigación interesantes que se hacen en Puerto Rico y ningún medio local le dio cobertura. Y no es como que esto no fuera noticia a nivel mundial, estos son los lenguajes y los medios que pasaron la noticia:

prensa_arbimonPueden ver la lista completa aquí. Ahora, si el “ufólogo” dice que vio otra foto borrosa, la ponen en primera plana.

El país no conoce lo que nuestra universidad produce y la prensa no ayuda.

 



Entradas recientes:

Categorías:

Ambiente (40)      Astrología (5)      Astronomía (5)      Ateísmo (15)      Aves de PR (13)      Biblia (10)      Biología (22)      Botánica (3)      Cambio climático (1)      Casa Pueblo (4)      Ciencia (98)      Comunidad (10)      Conservación (32)      Datos y Figuras (7)      Derechos civiles (17)      Discrimen (12)      Ecología (26)      Ecología De Paisajes Sonoros (2)      Economía (13)      Educación (29)      Escepticismo (47)      Estados Unidos (4)      Evolución (16)      Fotos y videos (5)      Historia (4)      Internet (3)      Las Antillas (4)      Latinoamérica (2)      Machismo (7)      Medicina (6)      Modas (1)      Moralidad (9)      OVNIs (5)      Océanos (1)      Otros (1)      PNP (18)      PPD (25)      Pensamiento ateo del día (6)      Periodismo (67)      Planificación (8)      Policía (7)      Política (105)      Pseudociencia (31)      Puerto Rico (215)      Razón (62)      Religión (62)      Separación Iglesia Estado (15)      Sistemas tropicales (7)      Tecnología (5)      Transgénicos (2)      UPR (33)      Viernes de video (14)      Zoología (42)     


http://blog.CoquiPR.com/2013/07/arbimon/
Licencia: Creative Commons License